¿La testosterona aumenta el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres?

Recientemente llamó mucha atención en los medios una droga que aumentaba el deseo sexual en mujeres. Se trata de una píldora que luego de muchos años de investigación salió a la venta y su función es aumentar el apetito sexual. Su compuesto es una mezcla entre la testosterona y sildenafil, que es el ingrediente activo del Viagra. También tiene una mezcla entre la testosterona y la buspirona que es un antidepresivo. Sin embargo surgieron miedos sobre si esta píldora puede convertir a las mujeres en ninfómanas o en infieles por no poder controlar sus hormonas.

La función de la testosterona en el deseo sexual de pareja

La investigación sobre la testosterona, uno de los principales ingredientes para ambas versiones de esta última píldora, no ha demostrado de forma consistente una relación directa con el deseo sexual en las mujeres o los hombres.

Se realizó una investigación en la Universidad de Psicología donde se examinó la relación entre la testosterona y el deseo sexual en una muestra de 105 hombres sanos y 91 mujeres sanas. Lo que se descubrió fue bastante interesante, especialmente a la luz de todas las expectativas en torno a las posibilidades de que esta píldora.

En primer lugar, la testosterona se correlaciona negativamente con el deseo sexual de pareja en mujeres. Lo que esto significa es, cuanto mayor sea la testosterona de una mujer menor es su deseo sexual por su pareja. Esto es totalmente contrario a lo que los creadores de esta píldora están basando su fórmula. Los investigadores atribuyen este hallazgo a la socialización sexual de género, en el que las mujeres (más que los hombres) han sido educadas socialmente para restringir la expresión de su deseo sexual.

La testosterona como estimuladora sexual individual

 

El estudio realizado también encontró que la testosterona se correlacionó positivamente con el deseo sexual solitario. Lo que esto significa es que las mujeres con mayor testosterona expresaron mayor deseo sexual por actos solitarios como la masturbación. Esto es interesante teniendo en cuenta los creadores de esta píldora que se centran exclusivamente en el deseo de la pareja. Nadie ha hablado nunca sobre el uso de testosterona para aumentar la frecuencia de la masturbación en las mujeres.

La testosterona no fue significativamente relacionada con el deseo sexual en hombres sanos. Hay productos que intentan complementar la testosterona en los hombres que se sienten lentos o como quieren aumentar su deseo sexual. Este estudio estaría revelando que el vínculo entre la testosterona y el deseo sexual en hombres sanos no existe.  Si quieres saber más sobre como conseguir estas píldoras, puedes seguir el siguiente enlace: testoultra.mx

Por otro lado la frecuencia de la masturbación, no la testosterona, representaron las diferencias de género en el deseo sexual. Esto indica que no parece haber un vínculo entre la testosterona y la masturbación, pero sí en deseo por el sexo en pareja. A pesar de este hallazgo, los esfuerzos para desarrollar un medicamento para el deseo sexual de la mujer hasta el momento han sido heteronormativos-socio céntrica.

En conclusión hay una cosa que se confirma absolutamente por esta investigación, el deseo sexual es complejo. Y esta complejidad no es aplicable sólo a las mujeres; el deseo sexual de los hombres también exhibe complejidad. La complejidad se debe a que hay muchos factores que afectan o estimulan el deseo. Los factores que influyen pueden ser socioculturales, emocionales, políticas, sociales, factores psicológicos, etc. Es por eso que no tienen una solución total con fármacos. De todas maneras está comprobado que hay cosas que se pueden hacer para aumentar el deseo sexual, pero esto puede variar en cada persona. También se está comprobando que los hombres y las mujeres tenemos más en común de lo que se creía y que fueron las condiciones sociales lo que nos diferenció.

Leave a Reply